jueves, 29 de enero de 2015

Limpiar y cuidar el hígado

El hígado es el laboratorio de nuestro organismo y tiene una amplia variedad de funciones.  
En nuestra sociedad occidental es frecuente encontrarnos con patologías o disfunciónes de el órgano hepático; nuestro estilo de vida estresante y nuestros hábitos alimenticios incorrectos son caldo de cultivo para los desórdenes de todo tipo y en nuestro caso concreto del hígado.

Comemos grasas en exceso, de origen animal. Abusamos de comidas con fritos y consumimos en exceso bebidas alcohólicas. Además cada vez vamos más estresados y nos movemos menos. El sedentarismo es una plaga y es un problema para las Autoridades Sanitarias.
El sobrepeso y la obesidad son el resultado de estos desórdenes y son la demostración más clara de que algo estamos haciendo mal.
En los piases pobres, en el llamado Tercer Mundo, es la desnutrición y la falta de acceso a los mínimos recursos un problema enorme y mientras en nuestros países dedicamos millones de euros en dietas milagros para perder los kilos de mas.
El número de individuos que tienen problemas con la báscula no para de crecer, la obesidad y el sobrepeso no sólo es un problema estético, además en un gran descalabro en la salud de todos nosotros.

El hígado es un órgano fuerte, aguanta nuestros ataques y la falta de cuidados y al final el colapso acaba en enfermedades hepáticas, aumento de las grasas corporales. Colesterol y triglicéridos pasando a ser hígado graso o con estreatosis hepática.

Soluciones:
Prometo tomar conciencia que tenemos un problema, que el daño que hemos inflingido a nuestro hígado debe ser revertido, no es tan difícil.
Mantén una buena forma física, practica deporte, hazlo dos o tres veces en semana. Puedes quedar con familiares o amigos, puedes simplemente caminar una hora diaria, subir y bajar escaleras. Puedes dejar el coche aparcado y para cortos trayectos usar la bicicleta o simplemente pasear.
Elimina grasas de origen animal, disfruta de ensaladas y frutas. Aparta los fritos y los platos precocinados.
Deja las bebidas alcoholiza, pásate a zumos naturales, bebe agua mínimo dos litros al día.
Aprende a relajar tu cuerpo y la mente, puedes aprender técnicas de relajación y de meditación. Aumentarán tus niveles de seritoninas y te sentirás mejor.

En resumen, la vida es para disfrutar y ser feliz y pienso humildemente que nuestro "vehículo" nuestro cuerpo, debe estar en las mejores condiciones.

Un saludo. Jesús Moreno



miércoles, 28 de enero de 2015

Conseguir bajar los triglicéridos

Tengas Hemocromatosis, desórdenes por hierro alto o Ferritina alta como cualquier otra disposición en la que necesites disminuir o mantener a raya los valores séricos de triglicéridos te interesa el artículo de hoy.
Los valores de triglicéridos elevados son un factor de riesgo cardiovascular, quizás algo menor al del colesterol pero no deben ser tratados como algo banal.
Vamos a vertebrar nuestra lucha de control en tres bases fundamentales: hidratos de carbono, omega 3 y ejercicio.

Hidratos de carbono: son los ladrillos que  usa tu organismo para producir triglicéridos así que es muy interesante mantener un control sobre estos hidratos . Debes disminuir su ingesta, elegir mejor panes con cereales integrales que son de absorción más lenta y de mejor digestión.
Reduce drásticamente la bolleria industrial, mejor elimínala totalmente. Controla el azúcar y atención a refrescos cargados de azúcar.

Omega 3:
Una maravilla desde el punto de vista dietético. Favorecen distintas funciones orgánicas y te ayudarán a reducir los triglicéridos. Presentes en frutos secos y en pescados azules como atún, caballa, salmón y sardinas.

Ejercicio:
Un cuerpo en movimiento es un organismo más fuerte, que hace funcionar mejor a la insulina y hace que tus células aprovechen la glucosa de forma correcta. Además ayudas al hígado a mantener un mejor equilibrio con los lípidos o grasas.

Por último reduce o elimina totalmente las bebidas alcohólicas, dificultan la función hepática y este órgano no podrá realizar bien sus funciones y eso lo verás en cifras elevadas de las grasas.

Has visto que son sencillos consejos y muy fáciles de seguir. En caso de duda recurre como siempre a los consejos e indicaciones de tu médico.
Un saludo. Jesús Moreno.